La acción directa de los vecinos de la localidad rionegrina de San Javier consiguió detener la fumigación con agrotóxicos que estaba contaminando la zona y fundamentalmente por la intoxicación que sufrieron dos mujeres por estar en contacto con el pesticida pulverizado.

La Justicia Federal de Viedma hizo a lugar un recurso de amparo presentado por los vecinos de San Javier, que fue presentado en el Juzgado de la Familia por la intoxicación de dos mujeres que viven en el zona cercana al Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (Idevi) de San Javier, donde es común que el avión fumigador pase rociando con veneno los cultivos. Una de las características más peligrosas de las fumigaciones es que las partículas de agrotóxicos se trasladan varios kilómetros con el viento, contaminando áreas urbanas y grandes superficie de tierra.

Rosa Vilches es una de las mujeres intoxicadas, y fue ella quien se presentó al Juzgado de Familia junto a su abogado y algunos vecinos autoconvocados, cansados de tener que convivir con el veneno en sus vidas. En la presentación judicial denuncian al Idevi y al dueño del campo donde se cultiva girasol. En la acción judicial presentó el estudio médico que avala el cuadro tóxico que sufrió, como así también la historia clínica de un vecino que tuvo un accidente cerebro vascular tras discutir con el encargado del campo donde estaban fumigando, pidiendo precisamente que cesara de realizar esta acción.

El propietario del campo y los responsables del Instituto del Desarrollo del Valle Inferior tiene una preocupación mayor que les impide ver el grave problema que ocasionan por fumigar: una chinche amenaza los cultivos. Los agrotóxicos son la solución elegida. Pulverizar con veneno en zonas pobladas con pesticidas como glifosato ocasiona problemas respiratorios, malformaciones, alteraciones al sistema nervioso central, desequilibrio hormonal, cáncer y hasta la muerte.

La Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, hizo lo que debía realizar, incluso sin mediar la presentación judicial de Rosa Vilches: suspendió la fumigación.