En septiembre lo había anunciado y hoy lo confirmó con el lanzamiento del Programa Ecobolsas. El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que a partir del 1 de enero de 2017 los hipermercados y supermercados porteños dejarán de dar bolsas plásticas. El propósito: cuidado y protección del medio ambiente y reducción de residuos urbanos.

“En nuestro objetivo de cuidar el medio ambiente estamos dando un paso muy importante, que es el reemplazo de las tradicionales bolsas de plástico por las biodegradables y reutilizables”, declaró a la prensa el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Las bolsas tradicionales no se degradan nunca, tardan siglos y eso contamina mucho el medioambiente, tapa todas las salidas de agua y realmente es uno de los productos que más complica el reciclado de la basura”, describió Larreta, quien estuvo acompañado por el Ministro de Ambiente y Espacio Edaurdo Macchiavelli.

El Programa “EcoBolsas” se instrumenta dentro de la Resolución 341 de la Agencia de Protección Ambiental, cuyo propósito es promover el uso de materiales reutilizables. Esto quiere decir, que para darles a los vecinos la posibilidad de usar otra clase de bolsas, hasta fin de año se repartirán en lugares de alto tránsito de ciudadanos y consumo, las ecobolsas. Larreta comentó que se repartirán un millón de estas bolsas ecológicas. “Es un producto que se degrada, por lo tanto no contamina. Deberemos cuidarlas y guardarlas”

De esta manera la ciudad de Buenos Aires se suma al grupo de provincias y ciudades que ya no repartes bolsas de plástico. Chubut, Río Negro y Neuquén, y Pinamar, Bariloche, Rosario y Yerba Buena, son los sitios en nuestro país en donde no se dan bolsas de este tipo.

A partir del primer día del año que vienen los vecinos podrán llevar sus provisiones en las ecobolsas o bien, optar por changuitos. Sin la presencia de las bolsas plásticas se estará generando un enorme cambio de paradigma y a su vez, una importante reducción de residuo urbano.