T ° | ST °
Revista el Federal - Actualidad - nota

Médicos denunciarán ante la CIDH el uso de agrotóxicos

La Federación que nuclea a más de 30.000 trabajadores de la salud, junto con organizaciones que vienen luchando contra el uso de agroquímicos pidieron poder exponer la realidad que vive nuestro país con respecto al uso de agrotóxicos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) que es integrada por alrededor de 30.000 trabajadores de la salud, acompañados por organizaciones que trabajan en la misma temática solicitaron una audiencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) donde plantearán “los problemas de salud y medio ambiente generados por el uso de agrotóxicos en el país”

En las últimas semanas del año pasado la Cámara Empresaria de Distribuidores de Agroquímicos, Semillas y Afines había difundido un balance positivo para ellos, pero negativo para la naturaleza: en todo el mundo el consumo de agrotóxicos había disminuido, pero en nuestro país los números daban para arriba, al avanzar la frontera sojera en el 2016 la venta de agrotóxicos aumentó un 10%. Generando enormes ganancias a multinacionales como Monsanto.

“En Argentina se consumen 423 millones de agrotóxicos anuales, es decir que se utilizan 10 litros por persona, por año. Una de las cifras más altas del mundo” detalló Jorge Yabkosky, titular de FESPROSA. Para la solicitud de audiencia a la CIDH, la entidad presentó un dossier donde se detallan las investigaciones más relevantes y actuales donde se comprueba la directa relación entre el uso de agrotóxicos y los problemas de salud y medioambientales.

La entidad que nuclea a los trabajadores de la salud, junto con la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, las ONG´s Naturaleza de Derechos, Centro de Protección a la Naturaleza y la Asamblea Permanente por los DerLa echos humanos de Córdoba, solicitaron exponer la realidad que vive nuestro país con respecto a los agrotóxicos en la Sesión Ordinaria 61 de CIDH.

“Esta solicitud es el resultado de un proceso colectivo que todas estas organizaciones venimos realizando desde hace años en los que investigamos y buscamos evidencia. Ya hemos logrado que un fiscal de la Cámara dicte una cautelar utilizando toda esa información que nosotros recopilamos”, afirmó Yabkosky.

El Fiscal Federal Dr. Fabián Canda, de la Ciudad de Buenos Aires efectuó una medida cautelar para suspender el uso de los agrotóxicos que origina la manipulación de semillas transgénicas, especialmente del herbicida glifosato. El fiscal también pidió prohibir el uso de estos agroquímicos en fumigaciones áreas y a más de 5 kilómetros de escuelas, viviendas rurales, cauces y espejos de agua y pozos donde se extraiga agua.

La Cámara deberá resolver el tema después de la feria. Esperamos entonces una resolución favorable desde la Justicia nacional, pero también queremos apelar a la internacional y por eso presentamos el pedido de audiencia ante la CIDH. El objetivo es instalar el debate y llegar a la Corte Suprema”

El dossier que la Fesprosa envió a la CIDH se destaca el caso de la localidad cordobesa de Monte Maíz, uno de los pueblos con mayor exposición a los agrotóxicos, y allí profesionales de la Universidad de Córdoba y de La Plata detectaron que los casos de cáncer son dos veces más que el promedio provincial y nacional. También hallaron una “alta prevalencia de enfermedades respiratorias, como el asma, afectando al 52% de la población de niños de entre 6 y 7 años, también se notó hipotiroidismo y una alta tasa de abortos espontáneos, con una frecuencia que es 3 veces mayor a la media urbana en el país”.