El próximo 4 de octubre la Fundación Andina liberará en Salta a “Luracatao”, un cóndor que pasó un año en rehabilitación. Se trata de un ejemplar macho que nuevamente podrá sentir la libertar de los vientos salteños. Hace un año había sido hallado en la orilla de un río, con perdigones en varias partes de su cuerpo.

Para que el cóndor vuelva a su hábitat trabajaron diversas instituciones estatales y privadas, como la Secretaría de Ambiente de Salta, el Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino, Bioparc, Grand Parc Puy du Fou, SOS Faune Sauvage, Beauval Nature y Ecoparque de Buenos Aires, todo juntos trabajaron en la rehabilitación de Luracatao.

Este ejemplar fue hallado a oruillas del río del mismo nombre por pobladores de un paraje. El cóndor, que no podía ponerse en pie ni desplegar sus alas, fue llevado a la Estación de Fauna Autóctona. En este lugar se determinó que tenía perdigones en varias partes de su cuerpo, y que el plomo le estaba envenenando la sangre, ocasionándole una agonía lenta.

A partir de aquí comenzó un tratamiento que duró un año. Con el apoyo de la Fundación Aerolíneas Argentinas fue trasladado al Ecoparque de Buenos Aires, protegido por el Programa de Conservación de Cóndor Andino.

Este 4 de octubre será liberado en las altas cumbres salteñas y finalmente podrá volver a volar, los comunidades originarias de la zona junto con la Academia Quechua Qollasuyo harán una ceremonia para darle la bienvenida a este gigante de los cielos que regresará a su casa.