El pueblo de El Bolsón ganó. Luego de la masiva manifestación que unió a 10.000 vecinos que se movilizaron por las calles de la comarca en contra de la construcción de un barrio cerrado en la Reserva Natural de Mallín Ahogado y luego de presentar más de cinco mil firmas, la Justicia hizo lugar al amparo de los vecinos suspendiendo el proyecto inmobiliario que la empresa Laderas S.A. (vinculada a Joe Lewis) pretendía hacer en un área protegida.

El Concejo Deliberante de El Bolsón, con el voto de los concejales oficialistas en las últimas semanas del año pasado había aprobado una polémica ordenanza que habilitada a la empresa Laderas S. A. construir un barrio cerrado en la zona de Pampa de Ludden, dentro de la Reserva Mallín Ahogado. La empresa tiene vínculos con Hidden Lake del magnate Joe Lewis. El proyecto destinaba lotear 312 terrenos, dañando y modificando el medio ambiente.

El Intendente Bruno Pogliano ganó las últimas elecciones fundamentalmente por una promesa: si saldría elegido no permitiría la construcción de este barrio cerrado. A un año exacto de su victoria, hizo totalmente lo contrario. La última y masiva manifestación fue catalogada por este Jefe Comunal –al que le exigen la renuncia- como “una minoría” que salió a las calles. Esta minoría frenó el proyecto inmobiliario.

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería de Bariloche, a través de los jueces Emilio Riat, Carlos Rinaldis y Gregor Joos fallaron anulando las ordenanzas 165/2016, 194/2016 y la resolución del Intendente 295/2016, todas que habilitaban a la empresa Laderas S. A. a realizar el barrio cerrado.

La Asamblea del Agua y de la Tierra, quienes fueron los impulsores de la movilización, junta de firmas y acérrimos detractores del proyecto inmobiliario, difundieron desde el primer momento la ilegalidad de este capricho de Joe Lewis, quien desde el año 2009 quiere convertir a El Bolsón en una centro comercial a cielo abierto. El loteo es ilegal porque está dentro de la Reserva Municipal Cumbreras de Mallín Ahogado, donde está prohibido precisamente asentamientos humanos, es también Reserva de Biósfera, declarada por la Unesco.

Las tierras donde se pretendía construir el barrio cerrado fueron mal ejecutadas porque violaron la Ley de Tierras 279/61, que sólo otorga tierras a los residentes que no poseen tierras a su nombre, e impide la venta inmobiliaria hasta cinco años después de adquirirlas. Según una investigación del Diario La Izquierda, la propietaria del terreno en el cual se quiere hacer el barrio era de Mirta Soria, oriunda de El Bolsón, quien le vendió el terreno a Laderas S. A., el problema es que cuando esta señora compró las tierras ya tenía otras a su nombre. Y se las vendió al presidente de la empresa seis meses después de haberlas adquirido. Estas irregularidades se suman por ejemplo al incumplimiento por parte de Laderas con la Ley 3266/99 de Evaluación de Estudio de Impacto Ambiental.

El desarrollo inmobiliario de Mallin Ahogado era avalado por el Intendente y por muchos comerciantes de El Bolsón, que veían con buenos ojos la llegada masiva de nuevos vecinos. Afortunadamente el pueblo se unió para combatir la avaricia inmobiliaria que destruye el medio ambiente.

Nos da un poco de aire para ir al fondo del problema”, nos dice Alejandro, integrante de la Asamblea del Agua y de la Tierra. “Es increíble pensar en todo lo que tuvimos que pasar hasta llegar hasta acá. Hubo amenazas y provocaciones, cuando nos quemaban la bandera y Agostina estaba adentro de la carpa que rociaron con gasoil, tuvimos mucho pánico y bronca. Pero eso nos fortaleció como acampantes y creo que también fortaleció los lazos con la comunidad, que cada día nos ayudó más. Y así salieron más de 10.000 personas a la marcha y ahora nos dicen que nos aceptan el amparo y más”, comentó al medio señalado Ariel, integrante del Acampe Pacífico y Popular en Defensa del Agua y de la Tierra. El pueblo de El Bolsón, unido y organizado, logro proteger su medio ambiente.